un médico atento en momentos críticos – .

----

Como si trataran de revivir la nobleza de sus mayores; Como un niño que busca seguir los mejores ejemplos de su vida, Pablo Casabella practica la medicina casa por casa, la atención rural, emocional y gratuita a cientos de personas que padecen enfermedades en la localidad valista de La Viña.

“Gracias a las personas que se siguen sumando a este proyecto solidario de ‘Atención médica gratuita y rotativa’. Sr. Ramón Esteve, gracias por facilitar medicamentos difíciles de conseguir para casos particulares; Directora del Colegio Manuel J. Castilla, Profesora Nilda Quiñones y Dra. Griselda Quiñones por su colaboración; la señora Liliana Villada quien contribuye con su vehículo al transporte de pacientes; familia Rebollo, D. Lucas López Burgos por seguir dejándose el corazón en cada salida; al profesor Luis Benavídez por la obtención de las insulinas y glucómetros que se entregan a los pacientes diabéticos que carecen de estos elementos básicos; al diputado Esteban Amat por abrirnos camino en las negociaciones; al profesor Emilio Guanca, a los comunicadores sociales de la región; al pueblo de La Viña y Salta (capital e interior), sigue creciendo gracias a ustedes”, publicó en Facebook el doctor Pablo Casabella y estallaron los aplausos del corazón de los salteños que realizan un apostolado solidario.

Casabella tiene 42 años, es médico en la Zona Operativa 36 de La Viña. Anteriormente, fue director del Hospital Santa Victoria Este, en el Chaco de Salta, donde los habitantes son criollos e indígenas, en su mayoría de la etnia wichí. Pablo siempre se ha ocupado de la medicina con los más vulnerables de la escala social, sus áreas de trabajo siempre están muy adentro de sí mismo, donde se esperan milagros de un médico.

---

Acostumbrado a las necesidades extremas, a mediar entre la miopía del sistema sanitario y la espantosa realidad de las personas, optó una vez más por salir de la zona de confort, donde la mayoría se asienta, para ejercer la medicina con una pasión desbordante, la que la caracteriza.

Cada semana viaja a lugares del sur del Valle de Lerma, donde asiste ad honorem y entrega medicinas que él mismo compra y otros donados por vecinos solidarios. “Solo sucede con el corazón”, dijo el médico.

Casabella tiene sus raíces en el aprendizaje de la importancia de la presencia de un médico en las zonas rurales. Su abuelo, el Dr. Roberto Tanús, fue un médico salteño que muchos recordarán por su entrega y humanidad. “Siempre quise ser como mi abuelo, él es mi faro”, dijo.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV Mira el tráiler de ‘The Doctor’, documental sobre el médico y activista cannábico Franjo Grotenhermen
NEXT Las especialidades menos solicitadas en la misión MIR