cirujanos promueven la interculturalidad en la formación y práctica de la medicina – .

cirujanos promueven la interculturalidad en la formación y práctica de la medicina – .
cirujanos promueven la interculturalidad en la formación y práctica de la medicina – .
----

(Por Pablo Rivero) Una pareja de cirujanos casados, Sandro Rodríguez (49) y Maira Ávila (43), lideran un grupo de profesionales arraigados en las culturas aborígenes, que desde hace varios años trabajan en Córdoba por la “interculturalidad en la Salud”. (PHC), que integra otras ontologías del conocimiento”.

Estos profesionales de la medicina y las ciencias sociales cordobeses están impulsando acciones de sensibilización, repensando también la formación de los profesionales, y las políticas del sistema de salud, para que el acceso a una atención de salud inclusiva, intercultural y discriminatoria hacia la población originaria y migrante.

En este sentido, Rodríguez considera muy importante que “se consideren de forma equilibrada los factores bióticos y abióticos del ecosistema”, entendiendo que “la medicina tiene una visión muy biomédica de la salud. Se ocupa principalmente de aspectos biológicos” (bioquímicos, genéticos, moleculares, celulares y enfermedades del organismo).

El profesional, en declaraciones a Télam, argumentó que la salud, la enfermedad, la vida y la muerte “deben ser abordadas no solo desde el ángulo biológico y social, sino también desde el ángulo de las creencias y prácticas culturales, espirituales y cósmicas”, y que, cuando esto no es suficiente, se incurre en discriminación, xenofobia y transfobia durante las prácticas.

El médico salteño, de pasado diaguita y fuerte arraigo ancestral que se refleja en sus costumbres y tradiciones, se ofreció a realizar la entrevista de Télam con su esposa sanjuanina el 1 de agosto, durante la ceremonia de la Pachamama, en la Plaza Cisneros del Alberdi. barrio de la ciudad de Córdoba, donde participó de la “corpachada”, que consiste en ofrecer y nutrir a la “Madre Tierra”.

En Argentina, y particularmente en Córdoba, la hegemonía histórica “ha invisibilizado la presencia de los pueblos indígenas con discursos ‘extincionistas’ (sic), que permanecen latentes en el imaginario social e inciden negativamente en el reconocimiento de los pueblos indígenas y la garantía de sus derechos”, pide.

Como parte de las diversas actividades que realizaron para promover la cosmovisión indígena y la etnomedicina, los dos médicos formaron un grupo de siete profesionales que el año pasado entregaron un “Diplomado en Salud e Interculturalidad en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), gracias a un convenio con el Ministerio de Salud Provincial.

Ávila, por su parte, sostuvo que estaban esperando la aprobación para el dictado de la segunda promoción, Maira apoyó y explicó que en esta licenciatura, que fue “exitosa”, la interculturalidad en salud se presenta como “la capacidad de actuar en equilibrio entre conocimientos, creencias y prácticas culturales.

Al respecto, explicó que en el caso de la provincia de Córdoba “conviven 40 comunidades indígenas organizadas” y, con base en estudios realizados por el Instituto de Antropología de Córdoba (Idacor), el 76 % de los habitantes contemporáneos de la provincia son indígenas. Linaje materno americano, 16% europeo y 8% africano.

---

“En el mundo hay tantos medicamentos como pueblos”, por lo que una de las preguntas se refiere a “la formación y prácticas de los biólogos y la medicina científica como único modelo legítimo de salud”, reprochó la doctora y madre de cuatro hijos. . esposo Rodríguez.

El médico, que rastrea sus huellas genéticas, que se autopercibe de origen warpe y mapuche de la región cuyana de Guanacache y mapuche de las sierras de Chile, consideró que en este contexto de salud intercultural en esta diversidad “debe haber una diálogo que permita la interacción e interconsulta con todos los saberes interculturales, incluyendo la diversidad de género”.

Sobre el tema, agrega que ese diálogo debe darse entre la medicina biomédica científica occidental, las prácticas medicinales basadas en lo tradicional, las creencias, el curanderismo, el chamanismo y la diversidad de saberes terapéuticos “que permitan generar empatía y confianza entre el médico y el paciente de las comunidades indígenas”.

También dijo que es muy importante que el profesional de la salud “no descalifique las prácticas tradicionales y populares practicadas en las diferentes comunidades indígenas”, y para que esto no suceda, las universidades deben formar e incluir la salud intercultural en sus programas. , porque la población no es homogénea.

Ante la pregunta de si lo que proponían podría implicar el riesgo de legitimar ciertas prácticas curativas consideradas ilegales por la legislación vigente, Ávila afirmó que “las prácticas interculturales de la medicina están legitimadas, lo que tiene pasado es que han sido suspendidas, intervenidas y culturalmente erradicadas” por los monopolios de los sistemas de salud, “sin embargo, las prácticas persisten en las poblaciones”.

Sandro y Maira ejercen su profesión como médicos en la ciudad de Córdoba, también se desempeñan como profesores universitarios y en el Instituto de Cultura Aborigen (ICA) donde enseñan música, historia, antropología y también lenguas quechua, mapuche y guaraní. enseña . (Télam)

- cordoba los cirujanos promueven interculturalidad en capacitacion practican medicina

cirujanos promueven interculturalidad formación práctica medicina

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV mataron a una niña de 15 años y a un hombre de 59 –Diario El Ciudadano y la Región–.
NEXT Venden El Castillo de Cañuelas, un edificio icónico de los años 30 – .