¿Qué debe garantizar el “efecto Massa” en Buenos Aires? – Opinión – .

¿Qué debe garantizar el “efecto Massa” en Buenos Aires? – Opinión – .
¿Qué debe garantizar el “efecto Massa” en Buenos Aires? – Opinión – .
----

La primera variable que deberá superar Sergio Massa tras asumir como “superministro” de Economía, Producción y Agricultura no es el dólar, ni la inflación, ni el tema monetario. Será cuestión de alinear las expectativas generadas por su aterrizaje en el gabinete nacional con las concreciones. Este es el riesgo más alto, por encima del riesgo país elaborado por JP Morgan. La conocida impronta de Massa le llevará a imprimir en la gestión una actuación que hasta ahora ha faltado en el Gobierno de Alberto Fernández, por la máxima responsabilidad del propio presidente y sus conflictos internos. A partir de ahora, la rapidez del nuevo ministro será un reto para él y para toda la coalición que, como tal, nunca ha terminado de funcionar. Es otro gobierno. Veremos qué características.

En un sistema parlamentario, hoy hablaríamos de la juramentación del nuevo Primer Ministro. El “efecto” Massa pasa también por regenerar la posibilidad del objetivo fundamental del kirchnerismo en términos electorales: retener la provincia de Buenos Aires.

Sergio Massa comenzó a forjar su vínculo con Máximo Kirchner desde los albores de 2016 y Macri lo acababa de presentar en la cumbre de Davos como futuro presidente de Argentina. El acercamiento de la K, que les hizo morder el polvo en 2013, fue directamente proporcional a la distancia con Macri. El argumento formal es no haber aceptado el pedido del expresidente de incluir a los miembros de su familia en el lavado de dinero lanzado por su gobierno. Fue el descanso. Desde ahí, hasta su juramento, Massa se encargó de tejer y solidificar su relación con el hijo del vicepresidente que, para muchos, va más allá de la política exclusivamente.

Conocedor como pocos del significado de la “política fotogénica”, Massa entendió el encuentro con Cristina Kirchner y su difusión en las horas previas a su aterrizaje como sostén del chef. Aunque la tigresa nunca lo sintió como tal. Se trata, ahora, de la reformulación de los intereses mutuos. En la dirección que iba el gobierno, no había 2023. Para nadie del Front de tous. Se acababa el tiempo de separarse y no pagar cuotas. El único que no pareció darse cuenta fue Alberto Fernández. Se emocionó hasta el final por su reelección.

En este fin de semana que supuso la llegada de Silvina Batakis al Ministerio de Economía, en las cercanías de Massa, entendieron que una posibilidad, tras las idas y venidas, era diferenciarse del Gobierno y hablar con los no polarizados. . Es decir, revivir la amplia avenida del medio. Ahora este Massa tendrá que reconquistarlo desde dentro. El que supo ser su electorado, es el más castigado hasta el momento. Si logra evitarles una gran debacle, habrá recuperado parte del apoyo que tenía..

AUDACIA O CASA

“Massa es el más capaz, pero las condiciones políticas que generaron esta situación persistirán. Tendrá que hacer lo que no hizo Alberto. Primero, sea audaz y riguroso en las medidas y, si se complican mucho, váyase”, dice un dirigente bonaerense que lo conoce muy bien. Y añade una mirada interesante: “Incluso podemos ensayar un acuerdo político, y queda como en 2013 el único que enfrentó a Cristina. Esto no es una cosa pequeña. El camino hacia 2023 no será fácil porque es difícil recuperar al electorado rápidamente”.

En el contexto actual, sostienen que Massa es más optimista que muchos de los que le rodean y comparten horas con él. “Una cosa es estabilizar la economía y anclar las expectativas, donde yo creo mucho. Y otra será abordar reformas profundas. Es políticamente más complejo”, dijo a este medio uno de sus familiares de mucho tiempo.

Hay un caso en Brasil que lo excita a imitar. Desde que era miembro de la UCeDe, el partido que cautivó a muchos jóvenes a finales de los 80 y principios de los 90, Massa soñaba con ser Presidente de la Nación. Ahora siente que puede estar más cerca que nunca, si todo le va bien, claro.

---

En una reciente entrevista con la prestigiosa periodista Eleonora Gosman, corresponsal durante muchos años en Brasil, se planteó el tema. “Fernando Enrique Cardozo, fue primero Ministro de Economía de Brasil y esto eventualmente lo catapultó a la presidencia del país.

– ¿Cómo fue brevemente esta gira?

– Lo entrevisté cuando aún era Ministro de Economía y se preparaba para las elecciones. Fernando Enrique también es único; en Brasil fue un gran presidente, hizo un plan exitoso porque también duró con Lula y de hecho fue precisamente el hombre que combatió la inflación. Brasil ha experimentado una inflación al estilo argentino. Hicieron el plan del Real, que ponía 1 real igual a 1 dólar, pero no lo ponían como tipo de cambio fijo, lo que permitía devaluar el real después sin tener el proceso que tuvo la Argentina con Cavallo, que era 1 dólar. peso y que hacer ese cambio fue muy difícil. Bueno, pasó lo que pasó. Bueno, él no hizo eso, era muy inteligente, entonces permitió la racionalidad económica, si quiere llamarlo así, cómo se manejó el tema del superávit presupuestario, cómo se procesó el tema del tipo de cambio, esto permitió, en primer lugar, luchar contra la inflación, a tal punto que hoy hay una inflación desmesurada del 12% anual, vas a comprar leche y lo notas, en la carne también, entonces todo el mundo protesta, no sólo todos en los estratos más pobres, pero también en la clase media. En otras palabras, este éxito como ministro de Economía lo catapultó definitivamente a la presidencia”. Sergio Massa tiene este ejemplo en mente. Luego se pueden discutir otras múltiples similitudes y diferencias..

BUEN ARIES, LA CLAVE

El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, fue quien ahuyentó el clamor de los alcaldes en las horas previas a la confirmación de la llegada de Massa al ministerio. Es lógico. Los líderes comunitarios empezaron a ver que el electorado de Cristina Kirchner empezaba a ser pinchado por la crisis económica. Sin un cambio rápido en las expectativas, sus distritos pueden estar en riesgo.

En una reunión abarrotada en un barrio del sur del Gran Buenos Aires, sin celulares a la vista, la consigna fue muy clara. A partir de ahora reforzaremos todas nuestras acciones en el distrito. Este es el principal objetivo. Algo similar se analizó en los despachos de un jefe comunal de la zona norte que ahora ocupa un cargo nacional. Allí evaluaron que, si la brecha a favor de Juntos por el Cambio llegara a 15 puntos en la Nación, sería muy difícil mantener el distrito. La mayoría de alcaldes que salieron a funciones nacionales y provinciales preparan su regreso para diciembre o marzo, en principio. Hasta ahora, los planes no han cambiado.

Así como el superministro es la última bala del Frente de Todos para evitar el colapso, en los suburbios se aferran al “efecto Massa” que les alcanza para, al menos, sostener a sus barrios. El resto será otra historia. Al fin y al cabo, son especialistas en el arte de mantenerse.

Etiquetas: debe garantizar el efecto Massa Buenos Aires Opinión

Qué debe garantizar efecto Massa Buenos Aires Opinión

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV análisis de la provincia – .
NEXT deja a los diputados para asumir el cargo de ministro de Economía – .