Muere Sergio Schilmann, testigo clave de la represión de la última dictadura

Muere Sergio Schilmann, testigo clave de la represión de la última dictadura
Muere Sergio Schilmann, testigo clave de la represión de la última dictadura
----

Sergio Schilman, activista de la Federación de Jóvenes Comunistas, testigo clave en la causa Feced III, muerte este martes en Rosario a las 68 años

Schilman ha sido secuestrado y torturado en el antiguo servicio de información de Rosario -donde un centro clandestino de detención– En 1979 y junio de 2019, en el caso Feced III, declaró en tribunales federales.

Schilmann, quien se convirtió en demandante en el caso en 2010, testificó junto con otras cinco personas que fueron testigos de su calvario después de que fue secuestrado ilegalmente el 22 de agosto de 1979.

“Estoy cerrando una etapa y haciendo mi aporte a la construcción de la memoria, la verdad y la justicia”, dijo Schilmann. La capital al término de esta audiencia, aún con los ojos enrojecidos por las lágrimas emocionales, que interrumpió en repetidas ocasiones su relato de más de dos horas ante el Juzgado Federal 2 de Rosario.

Los principales imputados de este hecho fueron Rubén Lo Fiego, Mario Alfredo Marcote y Lucio César Nast, todos integrantes de la temible banda Feced que operaba en Rosario y sus alrededores.

---

>> Leer más: Contra la impunidad y por la verdad y la justicia

El asunto Schilmann cobró notoriedad en esta época, ya que el militante pudo declarar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cuando, en 1979, una delegación de este organismo de la OEA llegó al país para recoger denuncias sobre violaciones de derechos humanos cometido por la dictadura.

Schilmann fue secuestrado la noche del 22 de agosto de 1979, cerca de su casa en Rosario, cuando regresaba de una función del Circo de Moscú. Tenía 25 años y ya era miembro del Partido Comunista. Durante seis días fue torturado en el edificio San Lorenzo y Dorrego. Mientras tanto, sus captores lo llevaron a declarar ante el juez federal Ramón Carrillo Ávila.

En el camino recibió amenazas de “Ciego” Lo Fiego para evitar referirse a las torturas que había sufrido. Sin embargo, Schilmann contó esto y mucho más y le mostró al magistrado las huellas de la tortura. Posteriormente, mientras estaba hospitalizado, registró 242 marcas de picana eléctrica en el pecho y la cara. Carrillo Ávila respondió que en otro momento atenderían esta denuncia porque entonces estaba siendo juzgado por su actividad política, que en ese momento estaba prohibida. Después de testificar, Schilmann volvió al servicio de inteligencia y siguió siendo torturado.

Etiquetas: Sergio Schilmann testigo llave represion ultima dictadura es difunto

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

NEXT Balean por la espalda a frutero en colonia Parque Casas