Alvarado triunfó ante Atlanta con goles psicológicos “Diario La Capital de Mar del Plata – .

----

Por Sebastián Arana

Alvarado, en una noche que pasó de la desaprobación de los aficionados al estallido de alegría, venció 3-1 a Atlanta en la decimotercera jornada del campeonato nacional inaugural de fútbol.

El equipo de Mar del Plata hizo impacto con goles que venían muy bien cuando el rival estaba mejor. Que la hicieron crecer mientras hundían a los “bohemios”.

Iván Molinas, con sus exabruptos, generó el gol ante Alan Pérez y Mauro Valiente. El tercero fue de Ariel Chaves. Ramón Fernández había puesto al frente a los hombres de Walter Erviti.

Fue una noche difícil para el equipo de casa. Desde el comienzo. No encontraba el balón, le superaba la prolijidad de Atlanta y sufría mucho cada vez que su rival desviaba el juego por la derecha. Allí, Juan Bisanz, indescifrable para Nazareno Solís, hizo un picnic con sus gambetas.

La primera llegada en profundidad de la “bohemia” fue, sin embargo, diseñada por el otro bando. Marcioni regatea por la izquierda al centro, busca a Galeano y el ex Aldosivi se extiende para la llegada libre de Bisanz. Pero Solís se tiró al suelo y lo salvó providencialmente.

Dos minutos después, a los 12 minutos, nadie pudo hacer nada para evitar el gol de Atlanta. Bisanz desbordó por derecha y envió un centro raso que superó la pasividad defensiva de los locales. Ramón Fernández, ingresado entre los defensas centrales, desvió la trayectoria con la zurda y venció la resistencia de Pedro Fernández.

Vitale se adelantó para reforzar el centro del campo, Vella bajó para conectar con los centrocampistas, pero Avarado no se deshizo de su ligereza. Tampoco logró generar peligro, ni logró resolver el dilema de desborde de Bisanz.

En el 26′ aplasta a Solís y ejecuta un centro que Marcioni no clava milagrosamente en la portería. Y cuatro minutos después llegó él mismo a rematar un centro de su “compañero” Marcioni, aprovechando un remate flojo de Solís, pero Fernández se lució al desviar a su derecha.

Atlanta hizo méritos para convertir un segundo gol. Pero, sin embargo, se encariñó. En el 34′ Molinas desbordó y mandó un centro a media altura que no tuvo receptor. Alan Pérez, que llegó por si acaso, tomó el balón de frente y terminó metiéndolo en propia portería.

El fútbol es un estado de ánimo, dicen. Sobre todo si lo juegan equipos que no están consolidados. Atlanta sintió el golpe y Alvarado terminó la primera parte jugando mucho más cerca del área de Rago.

---

El conjunto dirigido por Erviti perdió la mirada en la segunda parte. Bisanz hizo un trompo encima de Marcioni y ambos fallaron. Alvarado, con Vella más diligente en colaborar con los centrocampistas, tuvo algo más de presencia y fútbol en el área de gestación. Precisamente Vella, en un partido aislado y lanzado por una buena presión de Valiente, intentó una “vaselina” sobre Rago y el balón se le fue un poco. Y un minuto después, Molinas y Menéndez coincidían y Rodrigo Colombo centró justo para salvar al equipo.

Este buen momento, sin embargo, duró poco. Atlanta pareció reaccionar favorablemente a los cambios de Erviti. Molinas, en el 26′, salvó un cabezazo de Berterame sobre la línea cuando Klusener venía a empujarlo. Cuatro minutos después, un potente disparo del propio Berterame se fue muy cerca.

Una vez más, el lado de Villa Crespo parecía más cerca. Y, en su mejor momento del complemento, Alvarado lo volvió a sorprender. Molinas, el más productivo con sus resaltes por la derecha, se lanzó al ataque y sacó un centro que dejó toda la defensa y Valiente, entrando por el otro sector, lo empalmó primero con un fuerte derechazo que superó la estirada de Rago.

Atlanta perdió los estribos con ese gol y un Alvarado más tranquilo aprovechó. Siete minutos después, tras un centro de Vella, Rago falló el despeje y Chaves aprovechó el balón suelto con un potente disparo de volea que puso el 3-1 minutos antes de lo impensable.

El equipo de Mar del Plata, en definitiva, con sus dudas a cuestas, se aseguró una victoria necesaria para alimentar la confianza en el poderío de su tierra natal. El mejor juego todavía tiene que esperar.

Síntesis

Alvarado (3): Pedro Fernández (6); Nahuel Menéndez (6), Alan Robledo (5), Julián Vitale (5), Franco Ledesma (5) y Nazareno Solís (4); Molinas (7), Ariel Chavés (6) y Lamardo (5); Leandro Vella (5) y Facundo Pons (4). DT: Manuel Fernández.

Atlanta (1): Juan Francisco Ragó (5); Gabriel Carrasco (5), Alan Pérez (4), Rodrigo Colombo (5) y Perinciolo (5); Juan Galeano (5), Pérez Godoy (6) y Ramón Fernández (7); Juan Bisanz (7), Gonzalo Klusener (5) y Marcioni (6). DT: Walter Erviti.

Metas: en el primer tiempo, 12′ Ramón Fernández y 34′ Alan Pérez, en contra; en el segundo tiempo, 31′ Valiente y 38′ Chaves.
Cambios: en el segundo tiempo, de inicio, Valiente (6) por Pons, 21′ Victorio Ramis por Lamardo, Dramisino por Pérez Godoy y Gonzalo Berterame por Marcioni, 36′ Franco Malagueño por Molinas y Fabricio Pedrozo por Perinciolo y 41′ Mattia por Robledo .
Buscar: Estadio “José María Minella” (bueno).
Árbitro: Andrés Gariano (7).

- Alvarado acertó contra Atlanta con de psicológico goles Diario Capital Mar del Plata

Alvarado triunfó ante Atlanta con goles psicológicos Diario Capital Mar del Plata

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV El uno a uno de los Rojos ante Lanús – .
NEXT Wanda Nara y Antonela Roccuzzo compartieron una tarde con amigas en París